crespo

1. Prepara la piel.

Claro, tu piel debe estar hidratada y protegida antes de las vacaciones o de la exposición al sol. Introduce en tu rutina la exfoliación del cuerpo y cara, algunas semanas antes, de esta manera eliminas células muertas, pero también lograr emparejar el tono de tu piel.

Lo puedes hacer una vez a la semana, con el producto indicado para tu piel. 

2. Hidrátate.

Este es el secreto de una piel sana, y bonita. La hidratación debe ser interna, tomando líquido necesario para ello, en particular agua de manera diaria, y por fuera con una crema que contenga los elementos necesarios según tu tipo de piel.  Cuando te expongas al sol, es importante hidratar la piel con una loción que contenga Aloe Vera que permite acondicionar y reparar. Además, tu bronceado durará

3. Usa siempre protección solar.

Este es un consejo básico pero vital…se trata de la salud de tu piel a largo plazo. Usa un bronceador con protector o aplica el protector cuando tengas una larga exposición al sol. Recuerda que si haces varias actividades al aire libre, aparte de broncearte, es importante estar protegido. recuerda una aplicación más constante en lugares de la piel con manchas, pecas, lunares y claro, tus tatuajes!!!

4. Atención a la alimentación.

Si, lo que comes también influye. Ya sabes que la zanahoria potencia el bronceado, los cítricos te pueden manchar, entonces ojo, el Mango, la calabaza, espinacas o acelgas pueden ser tus mejores aliados en el plato para un bronceado radiante.

5. No te expongas al sol durante períodos muy largos.

Los expertos y dermatólogos recomiendan que las exposiciones al sol no duren más de 30 minutos y cuidarte del sol al mediodía.

¡¡¡Ahora sí, listos para el tono moreno que nos encanta!!!

Escríbenos: info@mpjproductos.com

o al WhatsApp 3042658911

CUIDADO DE LA PIEL